La estrella de la noche se llamó Jacques Delacôte. Ya con la obertura cautivó con un brío ardiente, agudizando los conflictos dramáticos para luego descargarlos en una explosión.
(Carmen, Bayrische Staatsoper) MÜNCHNER MERKUR, 1996

La auténtica estrella de la noche fue sin embargo el director de orquesta Jacques Delacôte, quien diseñó la obra con una tierna familiaridad. Impresionante, cómo Delacôte realzó la diferencia entre el carácter oratorio de los actos exteriores y los rasgos dramáticos en la parte central. Fervorosamente, cómo creó suspense – siempre respirando naturalidad con el ritmo -, como hizo que el gran dueto entre Samson y Dalila fuese el centro de la partitura para luego conducirlo definitivamente en la catástrofe.
(Samson y Dalila, Opernhaus Zürich) NEUE ZÜRICHER ZEITUNG, 1997

El N°1 garante del suspense – Jacques Delacôte en el atril, quien condujo a la Staatsorchester a dinámicas y fascinantes diferenciaciones agónicas, que el éxito se erigía ya desde el foso orquestal.
(Carmen, Bayrische Staatsoper) DER NEUE MERKER, 1999

Un éxtasis de Puccini sonó desde el foso orquestal, donde Jacques Delacôte cumplió con su deber, como siempre, con mucho impulso y suspense.
(La Bohème, Bayrische Staatsoper) DER NEUE MERKER, 2001

English English
Deutsch Deutsch
Français Français
Español Español
Italiano Italiano
Jacques Delacote